No es el Hombre sino el agua
el origen de las cosas